Tanto lo esperaste y ahora que llegó el momento ¿sentís que no sabés qué hacer con las horas libres mientras están en el colegio? Te contamos cómo aprovecharlas 100% para vos misma.

 

¡Levante la mano la que durante las vacaciones deseó con fuerza que los chicos empiecen el colegio! Y ahora que comenzaron las clases… ¿quién se siente perdida en el silencio de la casa o en esas horas extras hasta ir a buscarlos? Seguramente una vez vuelta la calma tan deseada, ahora no sepamos qué hacer con nuestro propio tiempo libre. Como dice Sofía d’Ornellas, psicóloga y creadora de @una.mama.pilas: “solemos ser muy culposas, sentimos culpa por salir a trabajar y también por quedarnos en casa, por sentirnos aliviadas cuando los dejamos en sus colegios y también por hacerlos faltar, por ocuparnos de nosotras mismas y también por dejar de hacerlo. Lo cierto es que la culpa puede convertirse en una gran trampa y nuestros hijos necesitan mamás felices. Ya sabemos que los chicos aprenden con el ejemplo y qué mejor ejemplo que la búsqueda de la propia felicidad y el crecimiento personal”.

¡Organizate y disfrutá!

Si no sabés por dónde empezar para aprovechar ese tiempo que te queda hasta que los chicos vuelven del colegio o de alguna actividad, lo primero es organizarse. Así, Sofía aconseja armarnos planners mensual, semanal y el infaltable menú de la semana. “Cuanto más a la vista los tengas, mejor”, dice. Pero más allá de los turnos médicos, cumpleaños familiares y fiestitas de cumple, ¿cómo llenarlo? Estas son algunas opciones:

  • Salir a caminar sin el celular
  • Ir a desayunar a un lugar tranquilo con un libro
  • Respirar y elongar en una plaza o en la costa del río
  • Dar una vuelta en bici
  • Anotarte en un taller de fotografía, pintura, bordado o lo que más te divierta
  • Juntarte con una amiga a charlar sin nadie que las interrumpa
  • Armar tu soñada huerta
  • Empezar con tu emprendimiento
  • La clave está en “elegir actividades que te den placer y organizarte para poder sostenerlas en el tiempo”, asegura la psicóloga.

¿Estás pensando en que todo suena muy lindo, pero siempre aparece algo que se adueña de tus horas? Seguí el consejo de @una.mama.pilas: “Inevitablemente vamos a tener que buscar el disfraz para el acto del colegio y hacer mandados, pero, si nos organizamos, podemos hacer todo:

  • El día que vas al gym, por ejemplo, aprovechá que ya estás en la calle para hacer todas las compras. Quizás hasta hagas a tiempo para tomarte un café con el libro que paseás de un lado a otro en tu cartera y nunca lográs abrir.
  • Si hacés “home office” recordá que ese día tu casa se convierte en una oficina, no vale usar toda la mañana para ordenar y hacer el lavarropas. Pero si tenés que hacerlo, ponete un horario e incluso ¡una alarma! Igualmente, a veces lo mejor es ir con la computadora a un café o anotarse en un taller para reciclar ese mueble que hace tanto tiempo está esperando”.

Razones por las que debemos ocuparnos de nosotras mismas, sobran. Sin embargo, Sofía nos menciona algunas por si aún tenemos dudas: “El reencuentro con los chicos siempre es más lindo cuando todos disfrutamos de nuestras actividades y podemos compartir el resto del día más distendidos. Porque cuando nosotras estamos felices la energía en los hogares fluye, nos sentimos más livianas y eso se percibe en el ambiente. Tenemos paciencia para jugar y ayudar a nuestros hijos con sus tareas, ganas de hacer una rica comida y hasta las casas se ven más lindas. Es que cuando nos tomamos un tiempo para nosotras mismas, recordamos que además de madres somos mujeres independientes, creativas, capaces, con profesiones y sueños que aún pueden ser cumplidos”. ¡Y qué mejor que hacerlo mientras los chicos están en el colegio!

 

Seguí a Sofía d’Ornellas en:

Instagram: @una.mama.pilas

Web: https://unamamapilas.com/

 

COMENTARIOS