Tener varios chicos en casa puede ser toda una aventura, sobre todo a la hora de pensar en la comida. Por eso, te damos ideas para la cena y para un desayuno rico, liviano y fácil de preparar.

 

Llegan las vacaciones y con ellas empiezan los días en que la casa se llena de los amigos de tus hijos. Los pijama party son un clásico en el que pasan toda la noche jugando, y a veces se olvidan de comer o lo hacen con alimentos poco saludables.

La nutricionista y cocinera Bárbara Bravo recuerda que tanto si se van a encargar los padres como los propios chicos: “La planificación en la cocina es muy importante. Programar las compras, dejar comidas preparadas con anticipación, tener variedad de alimentos en la heladera y alacena nos permite poder realizar comidas ricas y saludables en poco tiempo”.

Para que estas reuniones nocturnas no te encuentren desesperada mirando la heladera sin saber qué cocinarles, te damos algunas propuestas para que los sorprendas con una cena y un desayuno tan ricos como nutritivos y, además, ¡fáciles de preparar!

 

UN TOQUE DIFERENTE PARA LA CENA

Milanesas con puré y mayonesa de zanahoria

Para las milanesas: 1 kg de carne (nalga, bola de lomo, peceto), avena refinada, semillas (sésamo, chia, girasol o las que más les guste), huevos, sal, pimienta, ajo y perejil.

Para preparar las milanesas, es necesario limpiar los bifecitos que hayan elegido. Mezclar en un bol los huevos y condimentar a gusto. Agregar la carne y dejar unos minutos en la heladera. En una placa, colocar la avena y agregarle las semillas elegidas; empanar las milanesas y cocinarlas en el horno, con rocío vegetal.

Para el puré: 1 kg de papa, 1 planta de coliflor (pueden reemplazarlo por una bolsa de arvejas congeladas), 1 cda. de queso blanco, queso en hebras, aceite de oliva, sal, pimienta y nuez moscada a gusto.

Cocinar las papas al vapor o hervirlas con cáscara, esto ayuda a que la papa quede más sabrosa y con mayor consistencia. Una vez cocidas, pisarlas y realizar un puré. Por otro lado, hervir el coliflor, procesarlo con 1 cucharada de queso blanco, agregar especias a gusto y un toque de queso en hebras. Unificar ambas preparaciones, corregir con sal y pimienta, si es necesario y ¡a comer!

Para la mayonesa de Zanahoria: 2 zanahorias cocidas al vapor, 2 cdas. de aceite de oliva, 2 cdas. de jugo de limón, sal y pimienta a gusto.

Licuar todos los ingredientes, agregando de a poco agua fría hasta obtener una mezcla homogénea.

Sabías que…
• Empanar las milanesas con avena y semillas ayuda a incorporar mayor cantidad de fibra a la dieta, importante para mantener la regularidad digestiva y prevenir el estreñimiento (uno de los síntomas digestivos más comunes en niños). Las preparaciones ricas en fibra nos dan mayor saciedad y aportan más cantidad de vitaminas y minerales.
• El puré de papas es una gran preparación para incorporar a la dieta aquellos vegetales u hortalizas con menos éxito en los chicos. Con el objetivo de realizar una preparación simple mucho más nutritiva.

Hamburguesas de pollo con bastones de papa, calabaza y batata al horno

Para las hamburguesas de pollo: 4 supremas de pollo, 1 zanahoria rallada, 1 cebolla picada, 1 ají colorado picado, sal, pimienta, y pimentón dulce a gusto.

Colocar en una procesadora las pechugas y procesarlas hasta que queden trozos muy pequeños. En una sartén, colocar la cebolla, el ají y la zanahoria y rehogar. Agregar al pollo y amasar la preparación hasta que quede algo homogéneo. Es importante amasar bien para que luego las hamburguesas no se desarmen. Cocinarlas, vuelta y vuelta, en la plancha o al horno.

Para los bastones: 1 calabaza, 3 papas y 3 batatas, aceite de oliva, hierbas secas, sal y pimienta a gusto.

Pelar y cortar la calabaza, las papas y las batatas en forma de bastones, colocarlos sobre una placa, rociarlos con aceite de oliva y condimentar a gusto. Taparlos con papel aluminio y llevar a un horno moderado por 40 minutos, luego destapar y cocinar hasta dorar.

Sabías que…
• Realizar las hamburguesas con pechuga de pollo nos permite disminuir el consumo de grasas saturadas y podemos agregar vegetales en su interior para darles sabor y aportarles fibra, vitaminas y minerales.

pj-party-interior-nota-fotosearch_k41093965

DESPERTALOS CON UN DESAYUNO SUPER POTENTE

Panqueques de banana y chocolate

Necesitás: 3 claras de huevo, 1/3 taza de avena tradicional, 1 banana madura, 1 cda. de semillas de chía, un chorrito de extracto de vainilla, 1 cdita. de polvo para hornear, 1 cda. de cacao amargo y 1 pizca de sal.

Licuar todos los ingredientes. Tomar porciones de la preparación y llevar a la panquequera o sartén, previamente engrasada. Se pueden hacer en cantidad y freezar. Cuando quieran consumirlos solo se retiran del freezer, se colocan en la tostadora y, ¡listo!

Toppings: Frutos rojos congelados, mantequilla de maní natural, almendras fileteadas y chips de choco amargo.

Galletas de avena con chips de chocolate

Necesitás: 1/2 taza de harina de avena, 1/2 taza de harina de almendras, 2 huevos (o 4 claras), 3 cdas. soperas de mantequilla de maní natural, 1 chorrito de extracto de vainilla, 1 cdita. de polvo para hornear y chips de chocolate semi amargo.

Mezclar la mantequilla de maní con los huevos. Aparte, mezclar las harinas y el polvo para hornear. Integrar todos los ingredientes y llevar al freezer por 1 hora. Engrasar con aceite vegetal en spray una placa para horno y colocar la mezcla, con ayuda de una cuchara, formando galletitas. Colocar chips de chocolate y hornear por 30 minutos.

Se pueden acompañar con alguna infusión con leche y jugo de naranja exprimido.

 

TENTACIONES PARA LA NOCHE

“Posiblemente estén entretenidos y jugando durante mucho tiempo, y no sientan la necesidad de comer durante la noche, sin embargo es conveniente dejarles algunas opciones más saludables para garantizarnos un buen aporte nutricional”, dice Bárbara Bravo y, para ello, sugiere dos opciones:

Heladitos pura fruta

Cortá en trozos dos bananas y colocalas en el frezzer. Cuanto más maduras estén mejor, ya que estarán más dulces y no será necesario agregarles azúcar para endulzar. Junto a las bananas se pueden congelar frutillas, arándanos, duraznos o cualquier fruta que les guste. Cuando la estén bien congeladas, llevar a la procesadora hasta que quede todo unificado y bien homogéneo. Colocar en moldes para helado y llevar al freezer para volver a congelar. Usar la banana de base, nos permite obtener una preparación más cremosa. Opcional, agregarle un pote de yogur natural para aportar proteínas de buena calidad.

Bananitas locas

Cortá las bananas a la mitad, en este caso pueden estar a punto medio (ni verdes ni maduras), colocales un palito de helado y llevalas al freezer durante 30 minutos.
Por otro lado, derretí chocolate cobertura semi amargo, sumergí los palitos de banana y agregales granas de colores, confites pequeños, frutas secas picadas, granola y, ¡todo lo que les guste! Llevalos al freezar por 30 minutos.

Es recomendable bajarlas a la heladera un ratito antes de comer.

Otros snacks ricos y prácticos para comer a media noche son los cereales, las frutas secas, desecadas, frutas naturales, productos de dietéticas como quinoa inflada, maíz inflado, entre otros. Son una muy buena alternativa para evitar el consumo excesivo de golosinas.

“En cuanto a las bebidas siempre es importante la ingesta de agua o jugos naturales de frutas o aguas frutadas. Siempre intentando evitar las gaseosas, jugos en polvos o en cartón porque aportan mucha cantidad de colorantes, conservantes químicos y principalmente azúcar, es decir, calorías vacías”, indica la nutricionista.

“Hacer participar a los niños en esta actividad nos ayuda a que se vayan familiarizando con los alimentos, conozcan y aprendan sobre ellos, ayudando a romper algunas barreras y que la curiosidad los invite a probar cosas nuevas. Hay que animarse a cocinar, a probar, a inventar y dejar volar la imaginación”, aconseja Bravo para que la noche de pijamas sea muy divertida y, además, con comida rica y muy sana.

 

COMENTARIOS