Estás por preparar una rica comida, tenés los ingredientes, la receta, pero ¡te faltan la mitad de los utensilios! Te contamos los elementos básicos que no podés dejar de tener.

 

Cuántas veces te pasó que preparando la cena o algo dulce para la tarde, porque querés sorprender a los tuyos, te falta ese medidor que te da la precisión justa para que tu receta quede impecable o terminás pasando largos minutos picando almendras con una cuchilla porque no tenés el triturador indicado. Hay ciertos objetos que son necesarios para que tu cocina sea realmente funcional, simplifican nuestro esfuerzo y ayudan a que cocinar sea un momento de placer.

Los infaltables

Abrelatas
Pelador
Sacacorchos
Rallador
Batidor
Cuchilla
Pinzas
Cucharón
Espátulas
Cucharas medidoras
Medidor de líquidos y sólidos
Coladores de distintos tamaños
Tamizador
Bols
Moldes
Timer (los hay de divertidas formas y diseños)
Separador de yemas
Molinillo de pimientas (de madera, acrílico transparente o los irrompibles de policarbonato)
Centrifugador de verduras para las ensaladas

Por supuesto, cada cocina es particular y, de acuerdo a su tamaño, podremos elegir tener una gran variedad de utensilios y electrodomésticos o deberemos buscar los que sean más funcionales a nuestro pequeño espacio, como aquellos que tienen varias aplicaciones en una. “Lo ideal es crear un clima propio en nuestras cocinas, optimizar los espacios, invertir en productos de calidad y organizarse con los elementos necesarios”, aconseja Graciela Stankiewicz, dueña de Cheska Bazar.

Hay tres cosas para tener en cuenta que facilitarán nuestra tarea: calidad de los materiales, diseño de los productos y practicidad al momento de usarlos.

Para las ollas y sartenes:

– El acero inoxidable es el más recomendable por su composición completamente inalterable.
– El cobre, que está sumando protagonismo en estos días, es un material noble que sella y mantiene las temperaturas de cocción.

En cuanto a los moldes para repostería, podemos elegir:

– Los clásicos de aluminio que utilizaban nuestras abuelas, teniendo en cuenta que son sólo aptos para hornos convencionales.
– Los antiadherentes, que no necesitan de mantecas o aceites vegetales.
– Los de silicona, que tampoco requieren ser enmantados y que desmoldan con facilidad. Además son aptos para hornos, microondas y lavavajillas.

Los frascos son buenos aliados al momento de tener nuestro lugar ordenado, protegen los alimentos y, además, cada vez vienen con diseños más atractivos. “Los recipientes herméticos de vidrio mantienen la frescura y el sabor de los alimentos. Por otro lado, los frascos, latas y envases de acrílico ayudan a la organización del espacio. Se aconseja lavar todo lo que es de este material con agua fría para que no pierdan su brillo original”, comenta Stankiewicz.

Si el espacio te lo permite, una sartén grande y una chica son indispensables para preparar una rica comida sin tener que hacer malabares. ¿Cuál elegir?:

– De acero inoxidable triple fondo para que la comida no se queme y su limpieza sea “apta para todo público”.
– Con antiadherente de buenas marcas, son más livianas y prácticas.
– De cerámica, para quienes desean cuidar su colesterol, ya que no requiere la utilización de grasas o aceites vegetales.

Cómo elegir la cuchilla

Una buena cuchilla, sin dudas, nos facilita gran parte de nuestro trabajo. Las más recomendables son:

– Las de acero al carbón, que cortan carnes, aves, pescados o verduras y casi no pierden filo.
– Las de cerámica, que son antibacteriales, no se desgastan y no se oxidan.

“Alrededor de la cocina se desarrollan muchas de nuestras actividades, por lo que ver en ellas algún objeto bonito, simple, que destaque, nos produce placer”, dice Graciela Stankiewicz. Así, los mug de porcelana (tazas grandes), una bandeja con diseño vintage o romántico, el infaltable mate o una almohadilla para huevos son algunos de los artículos que harán de nuestra cocina un lugar estético y funcional, en el que todos van a querer estar.

 

* Cheska Bazar
Soldado de la Independencia 862, CABA.
https://www.facebook.com/cheskabazar/

COMENTARIOS