El pasado 5 de septiembre tuvo lugar la cuarta reunión del programa de capacitación Mujeres Transformadoras, organizado por Disco Argentina y con el apoyo de Voces Vitales. Esta vez la oradora fue Cecilia Núñez, quien se refirió a la importancia de la comunicación a la hora de emprender.

 

Como cada mes, las 30 Mujeres Transformadoras de Buenos Aires se dieron cita en Martínez para participar de la cuarta capacitación gratuita, organizada por Disco Argentina y con el aporte de Voces Vitales.

Con el grupo ya más afianzado y los ánimos muy despiertos, Cecilia Núñez fue la encargada de poner voz y cuerpo a la reunión. Coach en Comunicación para profesionales creativos, la oradora cuenta con más de 15 años de experiencia en Marketing Digital, y brinda conferencias, talleres y capacitaciones en el país y en el exterior.

¿La temática de su disertación? La comunicación. Una herramienta fundamental para cualquier emprendedor. En este sentido, se refirió a los desafíos y recompensas del networking y las buenas prácticas para nutrir la red. La importancia de escuchar, ser paciente y constante, ampliar las alianzas estratégicas, así como entrenar y profundizar el pitch. Y, muy importante, las magníficas posibilidades de saber conectar también offline para aportar valor a cada proyecto.

Al respecto, Cecilia aporta su mirada sobre la reunión: “Fue un grupo muy participativo. El networking es un tema siempre muy desafiante para los emprendedores, porque es algo que nadie enseña, y sin embargo es una enorme fuente de problemas y dificultades. Muchas veces se pierden oportunidades cuando no se sabe aprovechar”. Y amplió: “También hablamos sobre los bloqueos de cada uno, que tienen que ver con la parte emocional, para poder hacerles frente en el futuro”. Un encuentro que dejó a todas las emprendedoras entusiastas. “Todas me mandaron mensajes por redes, quedaron muy contentas y muy motivadas, que en definitiva es el espíritu del encuentro: que salgan empoderadas y con herramientas concretas para hacerse preguntas y finalmente accionar para mejorar sus emprendimientos”.

Así avanza Mujeres Transformadoras

Se acerca el quinto y último encuentro de las Mujeres Transformadoras, un programa de capacitación totalmente gratuito para de 30 mujeres en Buenos Aires y otras 30 en Córdoba. Aquellas que hayan acudido a un mínimo de 4 encuentros podrán participar del evento final: un pitch luego del cual el jurado seleccionará a dos emprendimientos por sede, que recibirán un diploma y $60.000.- para su proyecto. Más allá de esto, todas serán ganadoras, por haber recibido una capacitación por especialistas destacados en cada materia, y por haber generado una red de contactos que ya ha dado sus frutos en términos de negocios.

Testimonios

María Alustiza cuenta: “El último encuentro me dio herramientas de comunicación muy útiles para aplicar, tanto a mi emprendimiento como a mi vida personal y profesional. Me encanta el intercambio positivo que se genera en cada capacitación, y es muy enriquecedor compartir experiencias y conocimientos con los oradores y el resto de los participantes”. Su empresa es FEZbags, marca de carteras y accesorios de cuero, que surgió como un hobby mientras trabajaba en una multinacional. “Hoy tengo la posibilidad de trabajar como consultora freelance, y dedicarle más tiempo a mi proyecto para que siga creciendo”.

Cecilia Scanzi está a cargo de una Escuela y Clínica de Reiki y Masajes, y tiene una bella historia para contar: “Tiempo atrás, decidí hacer un cambio de vida radical y, para publicitar mi actividad, utilicé la cartelera de Disco San Isidro, que tenía enfrente de casa. Diez años más tarde, cuento con una escuela de más de 250 alumnos iniciados en Reiki, donde además doy distintos cursos de masajes. Pero siento que hay más por hacer. Más personas que pueden necesitar de mis servicios, y nuevas formas de ayudar a que esto se difunda”. Sobre su presente, relata: “Quería encarar un crecimiento y no sabía cómo hacerlo, y mágicamente Disco vuelve a aparecer, con el apoyo de Voces Vitales”. Sobre el último encuentro, detalla: “Me llevo herramientas de calidad y autoconfianza. Cecilia me ayudó a pensar en la importancia de pensar y trabajar con redes, así que ya comencé a implementarlo.”

 

Siento que es el espacio correcto donde debía estar, al transitar una nueva etapa laboral y de reorganización personal”, aporta Valeria Gudiño sobre Mujeres Transformadoras. Su proyecto, La Nube On Line, realiza consultoría e implementación de Teletrabajo (trabajo a distancia) y Nuevas Tecnologías (TIC), para mejorar la productividad y calidad de vida de las organizaciones sin dañar el medio ambiente. Sobre el último encuentro, relata: “Me pareció un entrenamiento con un muy buen enfoque, planteado sobre la estrategia del networking y las formas correctas de abordar la comunicación con el otro en el mundo off y on Line”.

 

También desde la consultoría, Maru Aprosof, desarrolló un emprendimiento que se constituyó en una marca personal que brinda servicios para marcas, profesionales, emprendedores, pymes y organizaciones. Su aporte consiste en brindar una mirada creativa a cada negocio, sobre la base de una estrategia global; también ofrece contenidos y fotografía, cuenta con una Escuela de Fotografía online (amateur y profesional), y organiza junto a otra emprendedora un Picnic Emprendedor para mujeres: un espacio de networking presencial en CABA, para emprendedores con proyectos en marcha. Sobre la última reunión de Mujeres Transformadoras, destaca de la charla de Cecilia: “Es importante tener el radar despierto y etiquetar de manera correcta a los contactos. Entender quiénes nos aportan valor, y después de intercambiar tarjetas mantenerse en el radar”.

 

Finalmente, otra emprendedora que fue de la partida es Romina Rubiño, que en 2016 fundó la consultora Pulsar junto a un socio. Ellos brindan servicios de recursos humanos, legales, contabilidad, finanzas, comunicaciones, marketing, imagen corporativa y coaching ejecutivo. Sumado a esto, cuentan con un programa de RSE para ayudar a sectores vulnerables en la redacción y confección de CVs y cómo prepararse para entrevistas, así como reinserción laboral para mayores de 45 años. Sobre su experiencia en Mujeres Transformadoras opina: “A la primera clase fui con un mapa, y gracias a estos encuentros ahora no sólo tengo el mapa, sino que fui adquiriendo brújulas para seguir con el camino”. Y agrega: “Fui a buscar herramientas para seguir desarrollando mi proyecto, empaparme y conectarme con otras mujeres, aprender de ellas, de las mentoras, de las distintas experiencias y adquirir nuevas ideas e integrar emprendimientos para armar grupos de poder y potenciarnos”. Este deseo se confirma en cada reunión, con su crecimiento y empoderamiento.

 

COMENTARIOS