Se inició la segunda edición de Mujeres Transformadoras. Organizado por el área de Responsabilidad Social de Disco Argentina y con el apoyo de Voces Vitales Argentina. Se trata del programa de capacitación que acompaña a mujeres emprendedoras en su misión de crecimiento y transformación.

 

El pasado 18 de junio, 30 mujeres se reunieron en Buenos Aires para dar inicio a la primera capacitación del programa Mujeres Transformadoras, una iniciativa que alienta y acompaña la formación de mujeres emprendedoras.

Cada una con sus proyectos, objetivos y sueños, todas ellas fueron seleccionadas especialmente entre más de 160 postulaciones, para cada una de las dos sedes: Buenos Aires y Córdoba, que suma otras 30 mujeres que llevan adelante emprendimientos.

Las capacitaciones son totalmente gratuitas. Además, tras finalizar el último encuentro, las participantes deberán presentar su proyecto para que un jurado seleccione a dos emprendimientos por sede. Las ganadoras recibirán un diploma y un total de $60.000.- para su iniciativa.

Un programa que apunta al crecimiento, la sinergia, la retroalimentación y el empoderamiento de mujeres con diferentes proyectos pero la misma pasión.

Capacitación

El primer encuentro en Buenos Aires fue dictado por Ana María Urrutia, presidente y CEO de Lighting, empresa que provee servicios de consultoría y coaching a clientes en toda América. Así, tras una introducción donde las asistentes contaron brevemente sus proyectos y expectativas, Urrutia comenzó una presentación sumamente interactiva, que incluyó ejercicios donde las emprendedoras se vieron obligadas a pensarse y repensarse. De este modo, surgieron ejemplos donde los limitantes muchas veces están en la propia persona, y donde la mirada externa ayudó a ordenar prioridades, a identificar problemas y proponer soluciones.

Este primer taller de Liderazgo apuntó a liderar desde la fuerza interior, las ideas audaces, las relaciones nutritivas y respetuosas. En este sentido, también, compartir aprendizajes y logros fue el punto de partida donde y un aporte para el empoderamiento de las demás.

En consecuencia, la generosidad y solidaridad ya se instauró como parte fundamental del programa Mujeres Transformadoras: solo quienes puedan compartir y propagar valores, podrán crecer en sus emprendimientos y potenciarse hoy y mañana.

El aporte de las Mujeres Transformadoras de 2017

                   

Un aporte significativo fue el de dos compañeras y emprendedoras de la edición pasada. En este sentido, Cecilia Antoniazzi, ganadora del capital incentivo de la primera edición, contó el proceso de crecimiento de su emprendimiento: La onda de OC es una marca que se dedica a la producción y comercialización de productos de panadería y repostería veganos, con ingredientes orgánicos y ecológicos. Su nuevo desarrollo incluye una línea de tés en hebras, mezclas nacionales y orgánicas con flores y semillas. “Mujeres Transformadoras me dio más confianza en mí misma y en el emprendimiento”, relató ella, y sueña con promover una forma de cocina y alimentación que está al alcance de todos, tal como narra en este video donde podés conocerla más en detalle: http://www.mujerdisco.com.ar/mujeres-transformadoras/mujeres-transformadoras-2018-inspirate-con-la-historia-de-maria-cecilia-antoniazzi/.

Junto a ella estaba Ludmila Báez, finalista de la edición 2017 en Buenos Aires, con su emprendimiento, Juguemos Juanito, que fabrica juguetes con descarte industrial y textil (podes conocer su historia aquí: http://www.mujerdisco.com.ar/tag/juguemos-juanito/). Su objetivo es priorizar el derecho al juego, cuenta quien además se define como “emprendedora por defecto. Emprender para mí es un camino, una necesidad”, detalla, y agrega que “Mujeres Transformadoras fue una oportunidad de intercambiar vivencias con mujeres muy distintas, y creo que por eso fue muy enriquecedor”. Hoy se proyecta seguir creciendo, tejer redes y seguir capacitándose con el mismo objetivo: “crear un mundo mejor para que los chicos solo se dediquen a jugar”.

La presencia de ambas fue muy valorada por las asistentes, que se animaron a compartir dudas e inquietudes. Además, las emprendedoras 2018 celebraron sus consejos y sugerencias. Entre ellos, nunca dejen de soñar.

¡Hasta la próxima reunión!

Conocé a algunas de las Mujeres Transformadoras 2018

Lien Pham es directora ejecutiva de Casa de Asia, un espacio creado para profundizar las relaciones entre los países asiáticos y la Argentina. Con un perfil nutrido –que incluye

meditación, artes marciales, farmacia y bioquímica-, Lien se encontró en el evento #MujeresTransformadoras “con un grupo de mujeres con muchas ganas de crecer y de empoderarse”, tal cual nos contó. “Somos mujeres con diferentes emprendimientos y aspiraciones, y es en esa diversidad y diferencia que nos complementamos y enriquecemos”. Y agregó: “Estoy muy agradecida por haber sido elegida parte de este programa; y espero con mucho entusiasmo el próximo encuentro”.
“Ana María puso en palabras muchas de mis sentimientos y dudas y, con su conocimiento, potenció mis creencias. Fue totalmente productiva”, nos contó María Belén Di Gregorio,

al frente de Creando Luz. Esta ONG se dedica a fabricar pelucas lúdicas para sumar niños oncológicos en diversos hospitales. “Una frase que me quedó grabada”, agregó Di Gregorio, “es una que dijo Ana: ‘Los proyectos y los sueños se sienten en todo el cuerpo, con mariposas en la panza. Y es verdad, cada nuevo nuevo que emprendo con este proyecto me invade de emoción”.
Productora de artistas líricos en Argentina y otros países, María Victoria Roldán integra Lyricsoul, una red de ópera independiente. Participativa en el primer evento, a la hora de reflexionar apuntó: “Mujeres Transformadoras no sólo se limita a volcar contenidos. Es un programa que apunta a generar un espacio de

crecimiento conjunto, mediante la asociación y colaboración. Por eso creo que es tan beneficioso y enriquecedor”. Con la expectativa de generar herramientas de negocio para contar más sobre la ópera en el mundo, en este primer encuentro se sintió “tranquila, considerada e inspirada”, y agregó sobre la disertante: “Ana María demostró capacidad para responder nuestras preguntas, y hacernos pensar sobre nuestras problemáticas, y cómo podríamos solucionarla o avanzar en ella”.

COMENTARIOS