Armonizando nuestro espacio de trabajo podemos ser más productivas y creativas.

 

“Un pequeño cambio puede hacer una gran diferencia”: esa, quizá, en resumidas cuentas podría ser la consigna del lema del feng shui.

¿No les pasa que cuando cambian los muebles de lugar se sienten renovadas? Esta técnica milenaria tan conocida, que varía según quién la aplique, desde los ultraortodoxos hasta nuestra vecina, tiene como fin principal construir ambientes y espacios armoniosos, en los que quienes los habitan se sientan confortables y, de esa manera, impacte positivamente en su calidad de vida. Por lo general, enfocamos todas las energías en potenciar la comodidad del hogar, pero ¿te habías puesto a pensar en utilizar este sistema en tu espacio de trabajo?

 

Tu casa, tu oficina. Victoria Hurrell, diseñadora de interiores, explica que primero debemos evaluar cuál es la ubicación del espacio de trabajo dentro del hogar: “el Feng Shui tiene un cuadrado mágico construido por 8 triagramas. El sector Li (Sur) es la prosperidad y es la que más se recomienda para espacios dedicados al trabajo y finanzas de la casa. Esta localización se relaciona con el progreso, el éxito económico, la vitalidad y las grandes oportunidades”.

Y, en lo que respecta al escritorio en sí, nos dice que debe estar bañado de abundante luz natural, para estimular el chi hacia esa parte, dado que esa es la fuerza universal de la vida. También se puede incluir plantas, ya que éstas, como el agua en movimiento, son fuentes de energía. Las flores cuánto más coloridas, más potencia proveen.

Para el feng shui, la flor más beneficiosa es la peonía porque representa el honor, la riqueza y el amor. Cuando está floreciendo, estimula la riqueza.

 

Resignificá tu espacio

 

  • Los espejos en el escritorio promueven la activación del chi o energía positiva.
  • Los objetos con agua en movimiento aumentan el beneficio laboral, ya que el agua se relaciona con el dinero.
  • El pez representa el éxito y los logros.
  • El metal está relacionado con el dinero, por lo que sería importante utilizar algún objeto con esta característica.
  • Los ambientes deben contar con espacios ocupados y vacíos, ya que prevé un buen balance enérgico.
  • El respaldo de la silla, idealmente, no debe estar mirando hacia una ventana o puerta.

*Si querés aplicar las técnicas del feng-shui en tu casa contactate con Victoria Hurrell, diseñadora de interiores. Más info: www.vickyhurrell.com

COMENTARIOS