Hay alimentos que nos ayudan a tener una mejor salud y otros que solo se hicieron la fama. En esta nota te contamos cuáles son.

 

Se dicen, nos cuentan, leemos muchas cosas sobre qué debemos comer porque nos hacen bien a nuestro cerebro. Pero ¿cuántas de ellas son ciertas? En el Día Mundial del Cerebro, la licenciada Sol Vilaro, coordinadora del Programa de Descenso de Peso de INECO, nos da la respuesta:

✔ Verdad

Pescado: sobre todo los grasos como el salmón, el atún fresco, la caballa, las sardinas, tienen mucha grasa buena aportada por los omega 3, una familia de ácidos grasos. En los pescados se encuentra el ácido docosahexaenoico (DHA): cada vez más estudios dan cuenta de sus funciones beneficiosas para la salud cerebral porque forma parte de las membranas neuronales. El efecto protector se debería a la capacidad que tiene de darle fluidez a estas membranas. Además, sabemos que todo lo que hace bien al cerebro hace bien al corazón y los omega 3 también tienen su participación en la salud cardiovascular. Entonces, indirectamente, al tener efectos benéficos a nivel cardiovascular, también lo tienen a nivel cerebral.

Verduras de hojas verdes: la espinaca, acelga o lechuga, por ejemplo, tienen ácido fólico que también tiene participación a nivel cerebral.

Frutos rojos: son otro buen alimento porque tienen antioxidantes. Tienen una participación benéfica porque ayudan a disminuir el aspecto dañino que tienen, por ejemplo, los llamados radicales libres que son sustancias que oxidan y dañan a las células. Además de los frutos rojos, los antioxidantes también se encuentran en la uva y, por lo tanto, en el vino tinto, por la presencia de polifenoles que dan protección a la salud del cerebro.

 Mito

Chocolate: se dice que es bueno para el cerebro porque tiene antioxidantes, pero es el cacao amargo que tiene un 80% el que los tiene. En los chocolates con leche o blanco, en donde la cantidad de cacao es de un porcentaje muy bajo y además se le adiciona crema o leche entera y azúcar, ese poder benéfico se contrarresta por el resto de los ingredientes. Decir que comer chocolate le hace bien al cerebro es incorrecto.

Cúrcuma o curry: según estudios es bueno para el cerebro, pero estos se han probado en ratas y, en general, es un extracto de curry, un concentrado que para que tenga un poder benéfico en el cerebro humano habría que ponerle una cantidad que sería imposible de consumir. Entonces, al comer pollo al curry no estamos beneficiando a nuestra salud cerebral, es imposible llegar a la cantidad adecuada y esos estudios tampoco son suficientes.

Té verde: si bien es cierto que tiene antioxidantes, si tomamos solo té verde y descuidamos el resto de la alimentación (sin consumir carnes magras, frutas y verduras, es decir una alimentación balanceada), no sirve de nada.

 

Más allá de las propiedades de cada alimento, hay que tener en cuenta que consumidos en forma aislada no producen ningún beneficio. Como afirma Sol Vilaro, “cualquier alimento por sí solo, por más que exista la evidencia (como el pescado), no es bueno. Lo importante es tener una alimentación balanceada que sea saludable, sana y equilibrada”.

COMENTARIOS