Es uno de los alimentos preferidos en todo el mundo y hoy lo celebramos en su día porque, además de ser irresistible, nos da la energía que necesitamos para estar bien arriba.

 

El cacao es uno de esos ingredientes a los que les damos gracias por existir porque sin él no tendríamos la variedad de chocolates que tantos antojos nos calman. Una simple semilla salida del árbol llamado cacaotero nos permite extraer tres sustancias: licor de cacao, manteca de cacao y cacao en polvo, y obtener diferentes productos tanto comestibles como de belleza. No solo nos regala el placer de su aroma y sabor, sino que además está lleno de beneficios, como nos cuenta la licenciada en Nutrición Bárbara Bravo:

  • Ayuda a liberar serotonina y endorfinas, que influyen positivamente en nuestro estado anímico.
  • Tiene gran poder antioxidantes, rico en flavonoides y polifenoles: estos compuestos naturales son capaces de prevenir la acción tan negativa de los radicales libres en nuestro organismo, ayudando a prevenir la degeneración de nuestras células (responsables de la aparición de muchas enfermedades).
  • Ayuda a controlar la hipertensión arterial y es sumamente beneficioso para la actividad cardiovascular.
  • Aumenta el colesterol HDL (bueno).
  • Contiene grandes cantidades de vitaminas y minerales, entre ellos Magnesio, fundamental en el metabolismo óseo.
  • Es sumamente estimulante favoreciendo la función cognitiva, estimulando nuestro sistema nervioso y nuestras emociones.
  • Actúa como un excelente digestivo.

“El cacao en polvo es la forma más natural y pura de conseguirlo, y puede usarse tanto para cocinar en preparaciones de repostería como para agregarlo a un licuado o con la leche”, dice Bravo y agrega que este alimento “contiene 50% de grasa en forma de manteca, entre 11 y 12% de proteínas, 7 y 8% de almidón, y lo demás está constituido por agua y fibra”. Si lo preferimos en su presentación como chocolate, lo ideal es elegir los que tengan al menos 70% de cacao, “eso nos garantiza menor cantidad de manteca y azúcar agregada”.

Como contraindicación, nos aclara que “al contener principios activos con cualidades astringentes, en especial debido a la presencia de taninos, su consumo no se recomienda en caso de estreñimiento o hemorroides, y por su contenido de cafeína no es aconsejable en caso de hipertensión arterial o estados nerviosos”. Pero, hecha esta salvedad, hay muchos motivos para celebrar que hoy es el día del cacao y nos regala toda su dulzura para disfrutar en chocolates, coberturas, postres, helados, panes, jabones, cremas, shampoo, entre tantas otras opciones.

COMENTARIOS