Una rica taza de té siempre reconforta y, si está acompañada de cosas ricas, mucho más. En esta nota, la especialista Inés Berton te cuenta cuáles son las comidas que mejor combinan con cada tipo de té.

 

Para disfrutar de un buen té no es necesario esperar hasta las 5 de la tarde. Cada momento del día puede tener su infusión perfecta, sólo hay que saber si queremos un poco de relax, más energía o simplemente dejarnos llevar por su aroma. Saber combinarlos con algo rico ¡es fundamental!

Inés Bertón, una de las mayores especialistas de té del mundo a cargo de los blends de Tealosophy (blends en hebras) y creadmaridaje te - blendsssora de los blends de Inti Zen y Chamana, nos cuenta cómo podemos maridar un rico té con algo dulce o salado, según sea un desayuno, almuerzo o un break para continuar el día.

COLOR, CUERPO Y AROMA

Los blends son mezclas de té con ingredientes de toda clase, que dan como resultado nuevas y aromáticas infusiones. Por eso, color, cuerpo y aroma son los tres elementos que debe contener un buen blend.

 

 

UN MARIDAJE QUE CONTRASTE

“Lo que hay que intentar siempre es contrastar. Un té especiado acompaña muy bien los chocolates, los cítricos o las vainillas. El té negro puro es ideal para despertar por la mañana. A media mañana una infusión con jengibre o lemon grass que acompañe un plato de frutas o una barra de cereal. Mientras que lomaridaje te - IMG_9317s que son a base de té verde acompañan muy bien algún pescado y son ricos para tomar por la noche”. Así, la especialista recomienda las siguientes combinaciones para los distintos tipos de tés y blends:

 

Té verde con manzanilla y cascaritas de naranja: queda perfecto para maridar en un almuerzo con pescados, ensaladas o wrap con salmón. Es rico en antioxidantes, minerales y vitamina C.

Té negro puro: combina muy bien con las carnes rojas.

Base de té negro con manzanas de La Pampa y ramas de canela: marida muy bien con chocolates (marquise, brownies, muffins) y para combinaciones de chocolate con naranjas. El toque de las especias hace que ese maridaje sea perfecto.

Un blend más cítrico, como el que incluye limones prensados fríos: se lleva muy bien con scons, sándwiches con queso crema y pepinos o salmón. Es el típico té de las 5 de la tarde.

Verde Chai a base de té verde con canela, cardamomo y jengibre: las propiedades reconstituyentes del té verde con especias hacen que cada taza despierte compasión en nuestros corazones y revitalice nuestro cuerpo.

Jengibre, lemon grass, hojas de moras: es un blend ideal para el desayuno o para el break de media mañana.

Avellanas, almendras, higos, miel y canela: ideal para acompañar una granola o un desayuno saludable.

 

TÉ FRÍO

Para los días de calor, el té frío es ideal para recuperar la energía de una manera refrescante. Inés Bertón sugiere probar la infusión de canela con limón crocante, que se puede revolver con una rama de vainilla, o la de sauco, arándanos, lavanda y una base de Rooibos (raíz sudafricana que crece en los volcanes, es rica en minerales y calcio).

Un blend con Rooibos, canela, limón y crocante es perfecto con sabores cítricos, como los que se encuentran en un lemon crunch cake o un lemon pie. También se lleva muy bien con cheesecake de limón o una crème brulée. Otra opción es acompañarlo con tortas cítricas, muffin o budín de limón y, por qué no, con brownies de chocolate.

La combinación de Rooibos, vainilla, pétalos de rosa, rosa mosqueta y lavanda es ideal para acompañarla con cupcakes, budín de vainilla o simplemente scons. Excelente también con algo que lleve chocolate, como brownies o marquise. Para los más osados, acompañarlo con una delicada crème brulée.

La infusión a base de Rooibos nativo de las montañas Cederberg, en Sudáfrica, se degusta con unos gajos de bergamota y un sutil toque cremoso.

También se puede mezclar té frío con jugos. Por ejemplo, se prepara la combinación de manzanilla, mandarina y cedrón, se la deja enfriar y luego se llena una cubetera con ese líquido para formar hielos y agregarlos a un jugo de naranjas.

 

UN SECRETO…
Para lograr un té que al tomarse mantenga su esencia, Inés nos cuenta: “el secreto es pasar la taza por agua caliente antes de servir el té, al igual que la tetera, para que el impacto con el agua caliente no sea tan grande y no baje la temperatura”.

Podés encontrar los blends de Inti Zen, Tealosophy y Chamana en Supermercados Disco.

COMENTARIOS