Te contamos qué hierbas podés tener en tu cocina o balcón para condimentar tus comidas con todo el aroma y sabor natural.

 

No hay nada como condimentar nuestras comidas con hierbas recién cortadas, bien frescas y aromáticas. Un poco de albahaca, orégano o tomillo y los sabores cambian por completo. Seguro estás pensando que sería muy lindo siempre que tuvieras lugar donde tenerlas: aunque vivas en pocos metros cuadrados, es posible cultivar las tuyas.

Las más utilizadas son el perejil, orégano, albahaca, ciboulette, menta, tomillo y romero, así que no pueden faltar para darle más sabor a tus platos. “Una de las principales ventajas de las hierbas aromáticas es que son muy sencillas de cultivar y podemos tenerlas a mano para utilizar en cualquier momento con solo contar con un patio, terraza, balcón o hasta una ventana luminosa”, dice Nicolás Enriori García, uno de los fundadores de Te Quiero Verde.

En latas o macetas

En poco espacio, incluso como decoración en nuestras cocinas, las podemos tener siempre a mano.

  • Las aromáticas herbáceas (las que tienen tallos blandos y verdes): se pueden cultivar en recipientes pequeños, incluso por ejemplo en latas de al menos 500 cm3. Las más comunes son albahaca, perejil, menta y ciboulette, aunque también se pueden cultivar cilantro, eneldo, quirquiña y hierba buena. No requieren mucho sol, con un par de horas al día ya es suficiente. Suelen requerir un suelo húmedo y riego frecuente.}

 

  • Las aromáticas leñosas o semi leñosas (las que tienen tallos “de madera”): requieren mayor espacio (al menos 4 litros de volumen) y generalmente mayor cantidad de sol (al menos 3 o 4 horas de sol directo). Las más comunes son orégano, tomillo y romero, aunque también podemos tener laurel, salvia, cedrón y burrito (ideales para el mate o infusiones). Por lo general, no requieren un suelo muy húmedo.

Para evitar los ataques de algunas plagas, Nicolás recomienda “utilizar algún remedio casero como agua jabonosa cada 1 o 2 semanas. Son bastante más sencillas de cuidar que otros cultivos como tomates, pimientos, o zapallos, por ejemplo”.

Época de siembra

La mayoría de las hierbas aromáticas crecen durante muchos años, todas las temporadas. Pero hay excepciones:

Albahaca: cultivo de primavera/verano, no suele sobrevivir los inviernos crudos.
Perejil: florece en su segunda primavera y lo reemplazamos por uno nuevo.
Cilantro: tiene un ciclo de vida muy corto (febrero a abril y agosto a octubre).

Listas para cocinar

El experto en cultivos nos aconseja que lo ideal es esperar un mes para comenzar a consumir nuestras propias aromáticas y luego ya podremos aprovecharlas cada vez que las necesitemos. “Generalmente consumimos sus hojas, por lo que podemos utilizarlas una vez que la planta tiene un tamaño suficiente como para que al cosechar no la dejemos sin ninguna”, dice.

Solo con enjuagarlas bien para quitar el polvo o la tierra que puedan traer, ya tendremos nuestras comidas condimentadas naturalmente para sorprender a nuestros comensales.

 

Seguía a Te Quiero Verde en:
Instagram: Te quiero verde
Facebook: tqv.oficial
Web: tequieroverde.com.ar

COMENTARIOS