Empezó con recetas saludables para ayudar a un amigo a bajar de peso y poco a poco fue descubriendo su pasión por una cocina imperfecta y de garage que comparte por las redes sociales.

 

¿Cómo te iniciaste en Instagram?

Por ser inquieta sería una respuesta apropiada. Alguien me dijo: “¿me pasás la receta?” y ahí estaba la China tipeando el arroba que dio nacimiento a la cuenta. Creo que de las redes que uso es la que más me permite estar en contacto diario y directo con quienes me siguen. Hace diez años era bloguera sobre marketing, hoy comparto con la misma voz recetas, historias y experiencias. Y me encontrás a mí: una mujer normal, mamá, que estudia, trabaja, entrena, cocina, tiene muchos amigos.

¿Qué te aporta esta red a tu trabajo?

Puedo contarte muchas cosas, pero, si fuera una palabra, es oportunidad. Oportunidad de difundir mi experiencia, de mostrar todo lo que hago, mi hacer bien y no bien. Me aporta la oportunidad de formarme para poder brindar mejor calidad en las fotos, en lo que cuento, en lo que hago. Pero la oportunidad que más valoro es la de conocer historias, personas, lugares detrás de cada cuenta que me hacen crecer mucho. De compartir qué es lo que me da más sentido.

¿Cómo es una cocina imperfecta?

La cocina que yo llamo imperfecta es la más perfecta de las cocinas. Es la que vos hacés en tu casa. En la que jugás y no sentís miedo a equivocarte. Porque seguramente vamos a hacerlo y es una oportunidad de aprendizaje enorme. Habitualmente cuando cocino para otros, aliento a que pasen a mi lado y experimenten. La respuesta que más escuché es: “¡Yo no sé cocinar!” No, no, no, todos tenemos esa idea de sabores que nos evocan, que nos gustan, aromas. Así que los invito a intervenir el plato. No tiene que ser perfecto, tiene que ser nuestro, apropiarnos. Y entonces nace esto, probá, jugá, divertite. La imperfección nos hace únicos, diferentes. Por esa razón comparto también cuando quemo, cuando no sale, porque es lo más real de nuestras cocinas.

¿De qué se trata la cocina de garaje?

El garaje es como una burbuja de emprendimientos. Grandes cosas nacen en un garaje. Historias de canciones, emprendimientos que se hicieron grandes, innovaciones. En el garaje se pone el corazón. Una vez leí que por más grandes que sean los sueños siempre caben en un garaje. Y es así. Es el reducto creativo en donde se gestan cosas. La cocina de garage tiene eso, pasión, experimentación, corazón. No importan los recursos, si sabemos, si contamos con la receta, pero sí con las manos en las herramientas e inspiración.

Te reconocés como “algo irreverente”, ¿es un ingrediente también en tus recetas?

Definitivamente. La irreverencia es necesaria para poder crear. Para un garage, para animarse a cambiar un ingrediente, una forma, para combinar sabores. La irreverencia es divertida porque nos da la oportunidad de ampliar aquello que conocemos. Correr un poco más el límite. Estimulo a que todos probemos nuevas formas de la misma receta que subo y contarte qué es lo que yo prefiero o qué escogí. Pero que lo intentes, me cuentes, te animes. Muchas de las veces que salgo de compras, adquiero ingredientes que no conozco y me animo a probarlos, a entender cómo se usan.

¿Qué y quiénes te inspiran?’

Acá me voy a poner un poco seria (solo un poco). Tengo muchos cocineros que me inspiran. Por ejemplo Máximo Cabrera, nuestro, y otros tantos de afuera. Pero lo que me inspira es conocer qué cambios puedo hacer con mis decisiones en las compras y en mi cocina. El impacto que puedo tener al comprar. Al usar la materia prima. Por esa razón cuando digo ecológico o sustentable refiero a que busco comprar al productor, el tipo de cocción que te haga bien, que te cuide y usar todo lo que pueda del alimento. Por eso hay varios de mis post que hablan de usar cáscaras, pencas, etc. Me conmueven los productores, conocer las historias de quienes me cuidan. Porque cuando apoyo a un productor orgánico me cuido a mí y te cuido a vos. Me inspira la historia detrás de cada cosa que utilizo. Me inspira lo que les pasa a las personas con mi cocina, las devoluciones que me dan.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Actualmente estoy abocada a tres proyectos:
Clases. Tengo espacios en los que se ofrecen charlas gratuitas como una forma de devolver todo lo que aprendo, más allá de los talleres que ideamos con otros colegas.
Cocino de manera itinerante llevando mi restaurante a diferentes locaciones para que sea divertido y contar que la cocina hoy tiene un paradigma diferente. La cooperación, la cercanía, el compartir.
La formación para ofrecer propuestas nutritivas, simples y distintas.

Seguí a @lachinacocina en:
Instagram: @lachinacocina
Facebook: @lachinacocina

COMENTARIOS