Llega el Día del Niño y hoy te propongo festejarlo de manera fácil y sin entrar en tantos gastos: un pícnic al aire libre en familia para disfrutar de lo sencillo.

* Por Meme Castro

 

¿Quién dijo que los pícnics se hacen sólo con la llegada de la primavera? Los días soleados invernales pueden ser una buena excusa para evitar los shoppings y salir a disfrutar del aire libre.

Lo primero es elegir la locación. Puede ser la plaza a la que van siempre o aquella más lejana a la que siempre quisieron ir, pero que por costumbre dilatan la visita. Puede ser alguna con buenos juegos infantiles o con grandes espacios verdes. Mis favoritas son:

Parque de las Ciencias

El Parque de las Ciencias es un espacio verde de 9800 metros, de uso libre y gratuito, abierto todos los días de 8 a 19, donde, a través de juegos, chicos y grandes pueden conocer el mundo de la ciencia. Queda en Godoy Cruz, entre Soler y Paraguay, Palermo.

Parque Micaela Bastidas

En una de las zonas más modernas de Buenos Aires, en Puerto Madero. Este parque mezcla lo mejor de la arquitectura y el ocio. Caminos que comunican distintos sectores: área de deportes, zona de juegos para niños y un rosedal. Su ícono característico: un paredón de piedra en zig-zag. También es un parque diseñado para ser completamente accesible para personas con movilidad reducida.

Reserva Ecológica Costanera Sur

También en Puerto Madero y con una superficie de 350 hectáreas, la Reserva Ecológica es el espacio verde más grande de la ciudad y un lugar ideal para desconectarse. Son terrenos ganados al río con pastizales y matorrales. Es ideal además para descubrir las aves y fauna del lugar.

Una vez elegido el lugar llega lo más importante, ¿qué llevar?

Utensilios:
• Mantel, tela o manta
• Canasto grande
• Un buen cuchillo
• Platos y cubiertos de plástico o latón
• Bols
• Servilletas de papel o rollo de cocina
• Repasador
• Conservadora con hielo (para mantener frías las bebidas)

Para Comer:
Lo importante es llevar cosas simples y sabrosas y que idealmente se puedan comer con la mano. Los sándwiches son siempre la opción más fácil. Si optás por este caso, comprá productos de buena calidad para hacer algo distinto.

• Sándwiches: jamón y queso; jamón, queso y rúcula; salame y manteca; crudo y queso; jamón y queso con tomates; queso brie con miel. ¡Hay mil opciones! Animate a probar nuevas combinaciones.
• Queso: Selección de quesos blandos y duros, de vaca o de cabra.
• Frutos secos: Son ideales como un snack sano, energético y que sacia al apetito. Nueces, almendras, avellanas, etc.
• Empanadas: Sabrosas e ideales para comer con la mano.
• Pan: Lo ideal es llevar un pan que se pueda cortar fácilmente con la mano, tipo baguette o pan de campo. Tratá de llevar dos tipos distintos, puede ser de harina integral con semillas y otro de harina blanca. ¡Y que sean de buena calidad!
• Verduras: Tomates cherry, bastoncitos de zanahoria o pepino, aceitunas.
• Aderezos: Kétchup, mostaza, mayonesa o incluso yogurt para los bastoncitos de verdura.
• Frutas: Un buen postre. Llevá aquellas que se puedan comer con cáscara o fáciles de pelar. Manzana, uva, banana, durazno.
Para beber:
• Sin Alcohol: Agua, jugos de frutas, gaseosas. Para los más chiquitos una buena opción es llevar jugos o chocolatadas individuales.
• Con Alcohol: Cervezas en botellas o latas o vino.
• Bebidas Calientes: Un termo con agua para el mate nunca puede faltar. También podés llevar té o café ya preparado.

TIP:
Muy importante llevar una bolsa de basura para recoger nuestros desperdicios y dejar el lugar tal como lo encontramos.

¡A disfrutar el Día del Niño en familia!

 

Facebook: Muy Viajera by Meme Castro
Instagram: @muyviajera
Twitter: @muyviajera 

COMENTARIOS