¿Sabían que existe el turismo de chocolate? Si viajar nos pone de buen humor imaginen la combinación viajes más chocolate, ¡roza la perfección!

* Por Meme Castro

 

Nuestro primer destino será México, donde encontramos el origen del cacao. Según la leyenda, el cacao era el árbol más bello del paraíso de los aztecas, que le atribuían múltiples virtudes, como calmar el hambre y la sed, proporcionar la sabiduría universal y curar las enfermedades. Para ellos simbolizaba vigor físico y longevidad y fueron los mayas quienes crearon el primer brebaje amargo llamado cocolha para que lo tomen los dioses. El sabor llegó a los españoles por Cristóbal Colón que lo recibió como regalo en 1502 y a partir de ahí fue tomando diferentes fórmulas y formas. Actualmente, el cacao se cultiva en la zona delimitada por los trópicos de Cáncer y Capricornio, donde se dan los niveles de calor y humedad necesarios. Los indios de la Guayana lo llaman cacau, las tribus indias de los adaguas en Colombia y Venezuela lo llamaban acao y en Perú, los indios canamaris lo conocen como coaca.

Hay tantas variedades como países: amargo, con nueces, con almendras, con menta, frutilla, blanco… pero ¿en qué parte del mundo se encontrará el que más te gusta?

En Perugia, Italia, hay un exclusivo hotel temático dedicado enteramente al chocolate, con una excelente ubicación a solo cinco minutos en coche del centro histórico, la ciudad italiana del chocolate. En este hotel la tina puede estar llena de chocolate para derretirse en un baño embriagador, hay mimos de cacao, el choco burraco, el choco tango y, finalmente, el Chocostore. También está la Choco Sweet Suite, enteramente ambientada con chocolate, y el Ristorante Buone Nuove, que, además de un menú tradicional, ofrece un menú All Cocoa para vivir una experiencia al estilo Hansel y Gretel.

Otro de los mejores destinos chocolateros es Suiza. Este país fabrica chocolates desde antes del siglo XVIII y se le concede el rol de uno de los mejores productores de la historia por su calidad y proporción de cacao en los productos que fabrica. Zurich es el lugar de origen de compañías de renombre mundial y se puede hacer un recorrido en tren: “El tren del chocolate suizo” que conecta Montreux y Broc. Aquí le pusieron tanto glamour al chocolate a lo largo de la historia que muchas de sus chocolaterías parecen galerías de arte.

Y luego de tanto recorrido llegamos a nuestro país, siendo el país de América Latina que más chocolate consume con un promedio de tres kilos por persona al año. Nuestro sur, especialmente Bariloche, no tiene nada que envidiarle al mundo respecto al tema. Hay fiestas dedicadas al chocolate, museos y hasta un invento local: el chocolate en rama.

Para ustedes ¿cuál es la ruta ideal del chocolate?

 

Seguila en:

Facebook: Muy Viajera by Meme Castro
Instagram: @muyviajera
Twitter: @muyviajera 

COMENTARIOS